DESAYUNAR EN UN BOWL

Avena, quinoa, un buen muesli casero, leche, yogurt, futas, mermeladas o compota, semillas, frutos secos, miel o dátiles… es todo lo que necesitas para hacer del desayuno una experiencia religiosa.

Por un momento, vamos a intentar olvidar que existen el aguace y los huevos benedictinos  y vamos a centrarnos en “el desayuno dulce”. Bien calentito  en invierno con un buen porridge o fresquito en verano con unas overnight oats, que no es otra cosa que unas gachas de toda la vida refrigeradas en la nevera desde la noche anterior. También puede ser fresquito y llevar fruta con yogurt y un poco de muesli con hilos de miel.

Lo que más me gusta de desayunar en un bowl es que cada día puede ser diferente,  si tengo gula le pongo chocolate, si necesito energía extra le pongo maca y plátano, si estoy muy detox, avena limpia, manzana y canela. Si me duele la tripa compro papaya y cambio el yogurt por requesón … como os decía hay mil maneras, tantas como días y ganas de cocinar.

¿Cómo preparo un buen porridge?

  • 4 cucharadas de copos de avena integral.
  • 1 vaso de agua o 1 vaso de leche ( la que te guste).
  • Miel, azúcar, agave o lo que uses para endulzar.

Pones un vaso de agua o de leche en un cazo y cuando empiece a hervir añadimos la avena, bajamos el fuego y removemos a fuego lento. Cuando el líquido se haya evaporado y quede una especie de papilla, tapamos y dejamos reposar durante un minuto.

En su versión fría mezcla la avena con la leche y déjala enfriar toda la noche en la nevera. Al día siguiente está lista para comer, ñam, ñam.

 

RECOMENDACIONES:

-Huye de los cereales procesados.

-Huye de las leches que son todo azúcar.

-Huye de los edulcorantes que tienen un millón de saborizantes y compuestos químicos.

-Opta por fruta de temporada, a ser posible ecológica.

-Endulza con frutas, miel o mermeladas caseras.

-Intenta preparar tu propio muesli ( voy  hacer una receta).

¡y disfrutar de comer natural y sano!

 

Escrito por

soy editora de vídeo, pelirroja y libre